Archive for 30 julio 2008

Proverbios V

julio 30, 2008

Os diré una mentira:

siempre digo la verdad.

Anuncios

Proverbios IV

julio 30, 2008

Si algo de valor como por ejemplo un euro encuentras en tu mano, cierrala,

pero recuerda que, será más valioso un euro que miles de corazones cerrados,

y el valor de un corazón se pierde si no se da.

Proverbios III

julio 30, 2008

Si problemas, dolores y angustias, por tu cabeza empiezas a ver,

tranquilo no llores, sonrie, deja el tiempo crecer,

deja el tiempo tus problemas, dolores y angustias, poco a poco roer.

Proverbios II

julio 30, 2008

Os daré un buen y sabio consejo:

desaconsejo hacer caso de mis consejos.

Proverbios I

julio 30, 2008

Os contaré toda la verdad:

nunca cuento toda la verdad.

Viejos caminos de la Mancha

julio 30, 2008

Viejos caminos de la Mancha, libres, salvajes, aún sin pavimentar,

adustos y amarillos, teñidos por un manchego sol de oro,

mezcla de aromas de viñas, olivos o trigo, caminan a sus anchas por los caminos aún sin civilizar,

meditar por su vereda, purifica el alma, como al agua el milagroso cloro.

Caminando podrás notar como tus pensamientos flotan por la alegre soledad del campo,

alejado de la gran ciudad, y del pueblo grande, de todo y de todos,

tranquilo y en paz, incluso por unos instantes, alejado de ti mismo,

alejado de preocupaciones y de malos recuerdos.

Si tienes suerte te acompañarán, perdices, liebres

y pastores con sus rebaños de ovejas,

tus pupilas sentirás desintoxicadas y libres,

limpias y perfectamente afinadas tus orejas.

Sólo te apetecerá respirar y dejar tus pensamientos flotar,

tus pulmones quedarán limpios, mediante puñaladas de aire sano,

seguro que lo has de notar,

igual que puedes notar tu mano.

Sin sentido encontrarás la locura de la gran ciudad,

sin sentido encontrarás tu trabajo y el camino asfaltado,

sin sentido encontrarás la malicia y la maldad,

y pensar si volver o no, será cuestión de tirar un dado.

Si lenvantas la vista observarás, los retorcidos troncos de olivos,

las miles de sombras donde poder descansar,

las fontanas que parecen narrar una y otra vez la historia de los caminos,

albercas, jardines y huertos.

En medio de un agua de dos mares, caminarás,

a un lado verdes mares de viñedos y olivares,

al otro lado amarillos mares de trigo y cebada observarás,

todo un mar pintado de colores de mares terrestres.

Viejos caminos de la Macha por donde hoy sólo camina la tranquilidad,

ayer, guerra, muerte, hambre y sed también llegasteis a sufrir y contemplar,

mañana, autovía de trabajadores del campo, que trabajan desde la bondad,

siempre, viejos caminos de la Mancha que siempre me alegraré de observar.

VADECINE.ES

julio 30, 2008

Me complace anunciaros que se ha creado un nuevo espacio dedicado al cine.

Los creadores del mismo lo forman entre otros Roberto García-Ochoa Peces, cinéfilo, crítico de cine, ingeniero técnico informático por la Escuela Superior de Informática de Ciudad Real y gran amigo mío (este es el título que más vale 🙂 ).

Pueden degustar este espacio en la siguiente dirección:

www.vadecine.es

Desde aquí les deseamos mucha suerte en esta su aventura de acercarnos los entresijos del cine.

Les informaremos de novedades y fiestas relacionadas con dicho portal.

Un saludo.

Plazas de la mancha

julio 28, 2008

Infantes, Valdepeñas, Almagro, Ciudad Real, plazas de la mancha,

rodeadas de casas y gentes diminutas para poder destacar,

en carretera, al regresar del viaje de vuelta, el altivo campanario es lo primero que se aprecia;

anaranjadas, rubias, o grises, según el sol las quiera iluminar.

Imerso en una de estas plazas, es recibir una cura de humildad,

gigantes y hermosas torres con elegancia parecen observar,

aromas de viñedos, olivos y a gente con buena bondad,

y es que hasta el más bruto las sabe y quiere apreciar.

Si llueve, simpre encontrarás refugio en sus portales,

de madera verdes o de piedra marrón,

seguro allí estarás si cae una lluvia a mares,

refugiado no te mojas, por el contrario, irradia luz manchega del corazón.

Y en sus fachadas encontrarás, graciosas palomas,

verdosas, blanquecinas y azuladas,

también estatuas que parecen rezar, como en la de Infantes, Santo Tomás,

¡mira las curvas de los arcos, la belleza de sus árboles!, y no es un cuento de hadas.

Plazas de la mancha que nunca me canso de mirar,

crecer me habéis visto, surfir y también reir,

un tesoro que guardaría hasta el más descuidado juglar,

un tesoro que no se olvida ni después de morir.

Autopsia. La revista de la ciudad muerta.

julio 28, 2008

Acaba de ver la luz el tercer número de la revista de crítica cultural de C. Real, Autopsia. La revista de la ciudad muerta.

Os dejo un enlace para que os la podáis descargar:

http://www.circulodebellasartes.org/component/option,com_docman/task,doc_download/gid,108/Itemid,56/

Ciegos voluntarios. Espido Freire

julio 28, 2008

Tenemos los ojos abiertos, peo no nos vemos. Los hombres no ven a las mujeres, desean entenderlas. Las mujeres no ven a los hombres , prefreirían que cambiaran. Los gays se quejan de son ser vistos; otros se quejan de que no se ve otra cosa. Quienes miran a la izquierda no vuelven la cabeza. Los que están a la derecha tampoco.
Las familias ocultan los defectos, y cuando haya trapos sucios, los lavan a oscuras, entre ellos.
Loa jóvenes carecen de visibilidad e intentan trabajar en lo que sea tras una o dos carreras que ahora resultan invisibles en su currículo. Los niños no ven a los niñas , porque son tontas. Las niñas apartan la mirada de los niños porque son unos brutos.
La anorexia hace que los cuerpos desaparezcan pero nadie parece verlo. La cirugía estética ni siquiera se aprecia; se ha convertido en habitual. Se come sin mirar lo que metemos en el aboca, se bebe hasta no ser capaza de ver donde se pone el siguiente paso. Las drogas ponen los ojos vidriosos y la boca seca. Los libros ni se miran.
Los vecinos niegan que hubiera maltrato, solo discusiones. Otros aseguran que el asesino era encantador y educado, que nunca dio un problema, ni adivinaron nada raro. Que los terroristas siempre saludaban en el ascensor y pagaban la comunidad puntualmente.
No nos vemos, miramos a otro lado. A la televisión, a la publicidad, a una pantalla encendida, al móvil que se ilumina. A las luces que parpadean, a la nada.