Romance en Granada

¿Granada?, laberintos de estrechas calles dentro de calles en callejuelas,

perdido, fascinado por sus complejidad, rendido, no le pedí más,

miraba una calle y luego otra, y emociando perdí el sentido,

la luna, la noche y el alcohol, guiaron mi camino,

era cuando miraba con rabia pos su hermosura a la Alhambra, y me topé contigo,

entonces en mi forma de tratarte hizo efecto el vino,

quise hacer que no echarás en falta a ningún granaino,

quise hacerme tan hermoso para ti, como para mi el camino,

pero te trate sólo tan bien como mi juicio me dejó el vino,

entonces tú lo notaste y te fuiste con el traje de lino,

adiós granada, adiós caminos, adiós Alhambra, muerto  el romance y recobrado el juicio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: