Plazas de la mancha

Infantes, Valdepeñas, Almagro, Ciudad Real, plazas de la mancha,

rodeadas de casas y gentes diminutas para poder destacar,

en carretera, al regresar del viaje de vuelta, el altivo campanario es lo primero que se aprecia;

anaranjadas, rubias, o grises, según el sol las quiera iluminar.

Imerso en una de estas plazas, es recibir una cura de humildad,

gigantes y hermosas torres con elegancia parecen observar,

aromas de viñedos, olivos y a gente con buena bondad,

y es que hasta el más bruto las sabe y quiere apreciar.

Si llueve, simpre encontrarás refugio en sus portales,

de madera verdes o de piedra marrón,

seguro allí estarás si cae una lluvia a mares,

refugiado no te mojas, por el contrario, irradia luz manchega del corazón.

Y en sus fachadas encontrarás, graciosas palomas,

verdosas, blanquecinas y azuladas,

también estatuas que parecen rezar, como en la de Infantes, Santo Tomás,

¡mira las curvas de los arcos, la belleza de sus árboles!, y no es un cuento de hadas.

Plazas de la mancha que nunca me canso de mirar,

crecer me habéis visto, surfir y también reir,

un tesoro que guardaría hasta el más descuidado juglar,

un tesoro que no se olvida ni después de morir.

2 comentarios to “Plazas de la mancha”

  1. kiram Says:

    Y qué cierto que nunca se olvidan… aún cuando estés lejos.
    ME encanta el poema, felicidades🙂

  2. manueldavid Says:

    Gracias kiram, la verdad es que las plazas de la mancha son una pasada.

    Un saludo🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: