Rimando tu mirada con la mía

Y sin esperarlo allí estaba,

rimando tu mirada con la mía,

gozando de las sílabas que flotaban de tu boca,

tu mirada marrón tónica se hundía en mi corazón rojo átono.

De nuevo sintiendo un fuego helado,

un hielo en llamas,

una hoguera plateada,

una nieve que quema,

una lluvia que seca,

un sol que moja,

un huracán que se hace brisa,

una brisa que se hace vendaval,

un bosque que es desierto,

un desierto que se hace selva,

un corazón suspirando sin suspiro,

un corazón muriendo para nacer,

un pensamiento que no piensa,

un sentimiento que secuestra la razón.

De nuevo sintiendo miedo,

miedo de que me vengan ganas de conocerte,

miedo de tener la necesidad de decir “te quiero”,

miedo de abandonar mi vida bohemia,

miedo de querer y que no me quieran,

miedo de amar con el corazón y no con la cabeza,

miedo de cerrar mis ojos y seguir viendo tu cara,

miedo de besarte con la mirada y no con la boca,

miedo de querer ser aire para rozarme en tu piel,

miedo de querer ser sol para entrar en tus ojos,

miedo de querer ser sombra de encina para darte cobijo,

miedo de querer ser luna para conocer tus sueños,

miedo de perderme tras tus pasos,

miedo de sentir esto que siento,

miedo de escuchar al corazón latir tu nombre.

4 comentarios to “Rimando tu mirada con la mía”

  1. Edmond Dantes Says:

    Señor EcuacionesAcratas no puedo mas que quitarme el sombrero ante tan maño dominio y conocimiento del lenguaje y la facilidad con que combina versos de eterna paradoja en lineas torcidas por la desmesurada impaciencia de su curiosidad por crear y experimentar con ellas y sin ellas.
    Espero se reponga rápido del jet-lag producido por noches de insomnio en santuarios perdidos junto al alcohol, y por todas las conversaciones de lucidez mental que nos quedan a ambos provocadas en su gran mayoría por este último.
    Reconozcame usted rápido ¿no? “Sigue buscando, mas atrás…¿aún no me recuerda? sigue buscando” Edmond Dantes dixit.

  2. manueldavid Says:

    Gracias por sus palabras Edmond Dantes, aunque no cabe duda que han sido escritas bajo la influencia de una resaca amiga.

    Afortunadamente algunos utilizamos los “santuarios perdidos” para vivir noches de insomnio junto al alcohol y no para rezar🙂

    Saludos.

    **********************************************
    “La imaginación es la luz del mundo” Oscar Wilde

  3. kiram Says:

    Hermoso, sí señor, con mucha musicalidad, sin duda🙂 Me quitaría el sombrero como el Sr. Dantes, pero no llevo, lo que puedo hacer es bajar mi cabeza ante tal maestro. Te felicito

  4. manueldavid Says:

    ¡Sois unos exagerados!

    Para maestros tú Kiram.

    Saludos🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: