Más de un día sin verte

Era una tarde cualquiera de un día cualquiera,

iba una vez más como un robot hacia el trabajo,

el sol ondeaba a media asta,

me acercaba a la plaza de Santiago de C. Real,

andaba impasible como un buen informático,

pero entonces una paloma negra se posó en mi pecho,

hundió sus garras, provocando dolor.

De repente alguien, desde la pared de la torre de la plaza me lanzó una flecha,

no me dio, pero me provocó angustia,

sabía que algo malo iba a pasar,

por fin entré en la plaza de suelo empedrado,

y vi gente llorando sin consuelo,

y vi un coche fúnebre,

y vi un ataúd,

quedé pensando cuando de repente lo entendí,

ene ese momento me llaman al móvil,

lo miro y resulta que eras tú,

¿Qué haces?, me preguntas,

nada, en un entierro,

¿De quién?, me vuelves a preguntar,

de mi corazón, que se muere cada vez que pasa más de un día sin escuchar tu voz.

Una respuesta to “Más de un día sin verte”

  1. primeralluvia Says:

    Qué desgarrado y dulce, ecuacionesacratas…!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: