Cada vez

Intento no darte importancia mirando fijamente y a poca distancia los ojos de otra.

Las manos que ahora acaricio no son las tuyas. Hago como si no me importara.

Cuando bailo cegado de alcohol no es contigo.

Digo “te quiero” pero no es como a ti te lo diría, ahora, sólo lo digo con la boca.

A ella la veo, pero no es porque tenga ganas, como me pasa contigo.

Con estos versos no pretendo agradar a ningún lector,

no pretendo ni siquiera que tú los leas,

no pretendo ser criticado ni alagado,

aunque bien es cierto que poco me importe lo uno y lo otro.

Con estos versos lo único que pretendo es que mi alma llore y se desahogue por medio de mis dedos.

Cosa que ocurre cada vez que escribo pensando en ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: