Proverbios XXXIV

Pues ir sin gafas por la calle es como vivir dentro de un cuadro de Van gogh. Todo lleno de bultos.

Firmado:

El miope.

2 comentarios to “Proverbios XXXIV”

  1. kiram Says:

    Pues casi casi, eh? Depende de las dioptrías, claro, pero yo llegué a confundir a una desconocida con una amiga mía, imagínate el susto de la chica cuando le hice cosquillas en la cintura!!!!

    Saluditos

  2. manueldavid Says:

    Ey kiram, cuánto tiempo🙂 .

    Yo cada vez estoy peor, la gente me saluda y no tengo ni idea de quién es. Al final he optado por saludar a todo el mundo, sobre todo cuando voy por sitios que suelo frecuentar. Supongo que algunos/as se quedarán flipaos🙂

    Nos vemos !!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: