Sólo cuando

Sólo donde el mar acaba para poder esconder al sol cuando cae el atardecer,
puedo ver el azul del azul de tus ojos.

Sólo cuando miro al sol a través del tiempo que recorre una lágrima al caer al suelo,
puedo ver el rubio de tu pelo.

Sólo cuando veo a un pájaro bañarse de una manera libre y salvaje en un charco,
formado de una tormenta después de meses de sequía,
puedo ver tu sonrisa.

Sólo cuando leo poemas de Pablo Neruda,
puedo hablar tu mismo idioma.

Sólo cuando veo la huella que deja una gaviota en la orilla del mar,
y al ser suavemente desfigurada por la fuerza de la yemas de los dedos de una ola,
que parecen esculpir una obra de arte de arcilla quedando dibujada en la arena,
puedo ver tu cuerpo.

Sólo cuando una paloma blanca pasa volando a mi lado,
y yo me encuentro en la plaza de mi pueblo,
puedo oler tu cuerpo desnudo.

Sólo cuando llevo algunos días sin verte,
soy capaz de llorar con palabras como estas.

Sólo cuando llevo algunos días sin verte,
te veo reflejada hasta en los ojos más ciegos y opacos de amor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: