Archive for 31 diciembre 2010

Llueve

diciembre 31, 2010

Playa de la Malvarrosa

diciembre 28, 2010

Hacía frío,

tanto frío como el latir

de un desamor naciendo y desnudo.

De pequeño pensaba que la luna

estaba viva y era de plata.

Hacía viento,

era sin duda el aliento

de la luna atravesada por el verso triste

de un poeta que quedó sin corazón.

De mayor pensaba que la luna no era de plata

pero que seguía viva.

Estaba en la playa de la Malvarrosa,

y lo único que crió malvas,

fueron mis pensamientos suicidas

que se suicidaron en el haz de luz

que en forma de túnel  se impuso

en mitad de la oscuridad

como un dictador,

dirigido por el general Faro. 

La espuma

se iba formando

bajo el fuerte recorrido de las olas,

una espuma plateada,

de derecha a izquierda,

que parecen llamaradas

que van engendrando sueños.

Cada ola

que se formaba

parecían las oportunidades

que se nos presentan

para salir a flote,

en este océnao de mares de corazones.

Las estrellas,

entraban en mis ojos sin permiso,

y seguían allí, incluso cuando los cerraba,

parecían un mapa de pecas

de la cara del mundo.

Y aquel recuerdo

de su cara con pecas,

reflejándose en mis ojos,

me hizo llorar con la luna.

Hoy pienso que la luna está viva,

pero se convirtío en hojalata oxidada de tanto llorar.

Entonces ella,

la luna,

me dio la oportunidad

de que al menos

por aquella noche

buscara consuelo en un refugio.

Así que,

me transformé en un pez volador,

con alas invisibles pero de oro,

y volé hasta la ola más grande que encontré,

y allí respiré consuelo y refugio,

hasta que de repente,

la ola chocó contra las rocas

y yo choqué contra la realidad.

Y allí,

tumbado, malherido,

en mitad de la oscuridad de la playa,

me noté una herida 

a la altura del pecho,

la toqué con mi mano,

pero no me salía sangre,

me salieron palabras,

y fue justo cuando escuché a la luna decir:

Junta las palabras que te caen de la herida del desamor de tu alma,

ponlas en un papel y forma un poema,

ya verás como tu alma cicatriza.

Y así fue, que tendido en la playa,

moribundo y desorientado,

empecé a escribir este poema.

Te lo prometo

diciembre 25, 2010

Te lo prometo,

si fuese capaz de hacer que hace unos cuantos años fuese hoy mismo,

no me hubiese emborrachado,

es posible que no te hubiese besado,

y ni siquere te hubiese metido mano,

que era lo que más me apetecía.

Si fuese capaz de hacer que hace unos cuantos años fuese hoy mismo,

únicamente,

subiría a ese mismo monte de tu mano,

me  hubiese tumbado a tu lado

a esperar que apoyaras tu cabeza en mi pecho,

y me describieras el nombre y características de aquellas estrellas

de las que tanto te gustaba hablar,

y que en ese instante  juntos mirábamos.

Si fuese capaz de hacer que hace unos cuantos años fuese hoy mismo,

quizá yo también,

aquella noche, en aquel monte,

con tu cabeza apoyada en mi pecho,

te hubiese descrito

las estrellas, nubes y soles,

que yo veía en el cielo azul de tu mirada

cuando con la mía cruzabas.

Pero lo siento,

no me mires con esa cara,

no puedo hacer que hace unos cuantos años fuese hoy mismo,

no, no puedo,

porque no fuiste amante de un aspirante a Dios,

fuiste como mucho,

amante de un aspirante a poeta oscuro.

La marca de tus ojos

diciembre 19, 2010

El otro día,

miré tanto tiempo fijamente tus ojos,

que se me quedaron dos marquitas azules,

pegadas a las míos.

Justo la misma marca dorada negra

que queda en los ojos después de mirar

fijamente al sol.

Y el resto del día,

anduve sufriendo,

porque donde fijaba la vista,

veía la marca de tus ojos,

pero solo era la marca de tus ojos,

no eras tú.

Intenté despegarme

de esta marca azul de tus ojos,

echándome agua,

restregándome con las manos,

y por fin,

llorando,

pero nada de nada.

Entonces abatido y desolado

me fui a dormir.

Y de repente,

encontré consuelo,

porque aunque cerraba mis párpados,

allí seguía,

la marca de tus ojos,

así que al menos,

tus ojos

aquella noche,

durmieron junto a mí.

Proverbios LXXX

diciembre 18, 2010

¿Cuándo la Universidad volverá a estar a nuestro servicio y no al servicio de las mafias?

Firmado:

El pueblo.

Soñé otro mundo

diciembre 16, 2010

Me conformaría

diciembre 11, 2010

Me conformaría con ver tus ojos,

aunque éstos no miren a los míos.

Me conformaría con hablar con tus labios,

aunque éstos se muestren mudos.

Me conformaría con imaginar,

que me pierdo en el

rumor de olas de tu melena,

intentando alcanzar,

como tabla de salvación,

la isla de tu corazón,

y permanecer allí por siempre.

Me conformaría con acariciar tu sombra,

besar un instante tu reflejo,

en el espejo,

abrazar tu respiración,

aunque este abrazo se desvanezca,

como ardiente lava de volcán

al chocar contra el furioso océano.

Y me conformaría con realizar

todo lo anterior,

porque al menos significaría que estás a mi lado,

y lo cierto es que,

te quiero tanto,

que mi máxima aspiración

sería estar a tu lado.

Proverbios LXXXIV

diciembre 9, 2010

Mi máximo estímulo en el trabajo…, es no trabajar.

Firmado:
Si, otro investigador precario más, desmotivado.

Proverbios LXXXIII

diciembre 2, 2010

Os estoy mintiendo.

Firmado:
El mentiroso.

SAHARA LIBRE. Por Marabong

diciembre 1, 2010

ondean las banderas malditas,
de los pueblos oprimidos,
enemigos del imperio,
hermanxs desprotegidxs.

es la lucha desigual,
de las piedras contra tanques,
no mires hacia otro lado,
todxs somos resposables.

consumiendo sus pescados,
ignoras las consecuencias,
acuerdos de Moratinos,
hacen que roben su pesca.

el simpatico monarca,
con aspecto bonachon,
no media en este conflicto,
no se mueve del sillon.

pero el pueblo vencera,
porque tiene sus razones,
brindemosle nuestro apoyo,
SAHARA LIBRE COJONES!!!