Gota de agua

Gota de agua

que te sorprende en una tormenta esperadísima

en pleno mes seco de agosto.

Que se pierde en en el laberinto

de tu pelo.

Que se desliza por la piel de tu espalda

dibujando acrobacias

igual que la golondrina anucia la primavera 

deslizándose por la piel del aire.

Gota de agua

que se mezcla en tu saliva

y acaricia el cielo de tu boca.

Gota de agua congelada, 

que eriza sensualmente tus pezonas

tras escalar despacio y suavemente 

tus senos.

Gota de agua

que consuela tu dolor transformándose en lágrima 

y eliminándolo al contacto con el suelo

tras dejar un camino de salida

en tu mejilla.

Gota de agua

con la que curas tus heridas

y que parecían por sí mismas querer llorar.

Gota de agua que calma y apaga tu sed

en osaciones de venganza despechada.

Gota de agua

que acaricia tus pies en la orilla

y que refleja tus ojos ciegos y tus labios mudos

atravesando mi modesto cuerpo de gota de agua.

Yo de mayor sólo quería ser gota de agua

y morir contigo

evaporado en tu último suspiro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: