Perdiendo la cabeza

Y aquí ando,

perdiendo la cabeza,

con más alcohol que comida en el cuerpo,

muerto de celos,

yo que pensaba en el amor libre,

pero tus ojos negros pinta de negro mi oscuridad,

al no poder verlos y decilres, “te quiero”.

Aquí me tienes con ganas locas de amarte,

hasta perder la cabeza,

porque de nada me sirve si no está junto a tu cabeza mirando a las estrellas.

Y mi rebeldia de nada queda si no está junto a la tuya,

porque si no estoy a tu lado me siento sumiso,

me siento absurso, ridículo y animal racional.

Yo solo quieo estar contigo para amarte haste el osgarmo,

para darte besos haste que me quede sin aliento,

para follarte, hasta que me quede sin semen,

para echar mi aliento en tu cuello,

para chuparte el coño hasta que me quede sin saliba,

para mirarte hasta que me quede ciego,

para emborracharme contigo hasta que me quede sin hígado,

solo quiero tenerte entre mis brazos,

para dejar de escribirte versos hasta que me quede sin conocimiento,

por este puro alcohol que recorre mi cuerpo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: