¡Me yapel Manuel!

Me aburro, me aburro del burro, que cuando se le lleva la contraria pega coces, y de la mala leche
de la burra cuando no consigue el patrón estético, imposible de alcanzar sin el fotoshop para burras
y burros.

Me canso, me canso del ganso, que emite sonidos sin escuchar a los demás, y de la gansa que solo
emite gruñidos para criticar fotos en redes sociales donde salen gansos y gansas, principalmente en
vacaciones, o recibiendo premios en concursos para gansos y gansas de granja escuela.

Me duerme, me duerme el poeta estático, que a entonar le llama recitar poesía, y que sólo utiliza su
cuerpo a modo de palo para sujetar su brillante cabeza llenas de ideas geniales. **** Esperemos que
algún día se cruce por la calle con el señor y la señora aparato locomotor, ¡unos auténticos locos del
motor!

Me gusta, me gusta es algo más que el botón del facebook, y me gusta mezclar todo lo que te pide el
cuerpo, baile, poesía, improvisación, error, patetismo ­­­
No me gusta, no me gusta la gente que se cree sensible por escuchar ópera, música clásica, o leer a
Bequer, y sin embargo se rien de la meditación, obviando que la primera música y la primera poesía
que tienes que escuhar y leer para ser sensible es la que está dentro de ti. ­­­

Me denuncio, me denuncio a mí mismo y a la denuncia social que solo se queda en denuncia, y no
genera por sí misma alternativa, esperando que un iluminado político cambie las leyes. Y también
denuncio los trabajos inútiles que hemos creado que te dan de todo, menos comida y techo, y de
paso también aprovecho para denunciar a las panaderías que no venden panes con tamaño para
personas que viven solas ­­­

Me olvido, me olvido de las jerarquías, y entonces en lugar de buscar trabajo, me lo pienso mejor y
me voy al parque a practicar malabares, donde si alguien está por encima de ti es porque está
montado en un columpio con una sonrisa en la cara.

Me mola la autogestión, por eso me fabricaré un auto y le pondré de nombre gestión.
M flipan, me flipan los y las revolucionarias del día a día, que morirán sin que nadie les haga una
bibliografia, pero que cambiaron el rumbo con sus pequeños actos y decisiones que se atreviaron a
tomar, pequeños días tras días, tras días, tras días, tras días, tras días, tras días, etc. etc.

Me siento natural, natural en la naturaleza, y me agobio entre cajas de cerillas gigantes llenas de
fósforos con pensamientos oxidados al reaccionar con los noticiarios de cualquier cadena de TV.

Me pierdo, también a veces me pierdo en la tristeza pero con tiempo siempre salgo, porque cuando
llegas al fondo del pozo la única opción que te queda es pensar y luchar en salir de allí, y llegar
arriba del todo, donde los colores eran algo más que una escala de grises y blancos, justo los colores
de pelo que se ven en la vanguardía de la Universidad de Castilla­La Mancha.

Me creo, me creo todavía el rollo del amor, y por eso a pesar de todo no me queda más remedio que
amar esta vida y confiar en que ella me ame a mí.
Me gusta el desorden, por eso me despido intentando bailar y haciendo malabares.

Una respuesta to “¡Me yapel Manuel!”

  1. julio Says:

    poeta ,poeta,me gusta tu chaqueta .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: